Home

 

Archivos mayo, 2012

Esculturas para entrar y salir

may 29, 2012 | Escrito por:

Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad lineal, muy alargada, que se extiende por un frente marítimo volcado al Océano Atlántico y encorsetada entre riscos y, sobre ellos, en un hinterland que la creciente urbanización ha ido orientando tierra adentro.

Se puede decir que los barrios que no están junto al mar, son menos parte de la ciudad, en una población en la que las gentes del extrarradio siguen haciendo diferencias y diciendo aquello de ‘bajar a Las Palmas’ para significar que se acercarán al centro o a cualquiera de ellos.

Con el tiempo, con el rápido desarrollo urbano de las últimas dos décadas, se ha llegado a tener conciencia de esos centros urbanos a los que se les han acondicionado esculturas monumentales que se han dejado ver como una especie de saludo de la ciudad a los que llegan o una despedida para los que se van.

A falta de murallas, a falta de un centro histórico cohesionado, las esculturas que marcan los límites de los centros imaginarios de la ciudad son las puertas de Las Palmas de Gran Canaria. Contadas, esas puertas-esculturas son media docena.

Por el norte, el Atlante del Rincón y la Portada del Norte de los Túneles de Julio Luengo, por el sur, el Tritón y su bucio en la Playa de La Laja.

Por el centro, a la salida de los Túneles de San José, el monumento a Lady Harimaguada; por Ciudad Alta, también desde el norte y el centro, el monumento de El Vigía y unos lazos orientados al aire sobre una base de hormigón que se llaman ‘Doble giro’ y que aún no tienen nombre popular definido.

Algo que ya es decir en una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria donde cada monumento moderno no muy figurativo suele tener su mote.

Más en detalle, un comentario de cada una de esas piezas podía comenzar por la citada Portada del Norte.

La Portada es una estructura muy llamativa de Máximo Riol Cimas, levantada en la denominada Plaza de los Arquitectos Técnicos, en el acceso a los túneles de Julio Luengo, muy cerca de los mejores hoteles en Las Palmas de Gran Canaria.

La Portada del Norte es una sorprendente escultura de hierro sin imprimación oxidada a la que el aire marino de Las Alcaravaneras degrada cada día un poco más.

Otra pieza es el monumento rojo bien visible de El Vigía, en el acceso a la Avenida de Escaleritas y el barrio de La Feria. Una escultura del artista Miguel Navarro, fechada en 1995, que los vecinos han llamado desde siempre ‘el cuchillo canario’ o ‘el nife’, que es lo mismo, por su parecido con esa herramienta popular.

El Atlante, por su parte, es una colosal figura humana diseñada algo antes, en 1985, por el artista canario Tony Gallardo que muestra, en El Rincón, la estampa abocada de alguien que impreca al mar con los brazos abiertos. Se trata de una obra compuesta exclusivamente por rocas volcánicas asidas entre sí hasta formar la figura.

El Tritón es, en la entrada al Cono Sur, una pieza del escultor Manolo González que se colocó en su lugar en 2011, haciéndola coincidir con las aspiraciones de la ciudad al título de capitalidad de la cultura europea para 2016.

Lady Harimaguada descansa algo más al norte en la misma vía sobre el Paseo de la Avenida Marítima a la salida de los túneles que atraviesan los barrios de San Juan y de San José. Representa a una mujer aborigen, una sacerdotisa, y es obra del escultor Chirino que la completó en hierro con pintura al estuco en 1996.

Por último, la pieza denominada ‘Doble giro’ de la rotonda de La Ballena, obra del artista Manolo Gómez Muñoz que se levanta poco más de 18 metros del altura y que fue elaborada en bronce y hormigón.

Las esculturas urbanas que delimitan los accesos de la ciudad son una forma de ver el urbanismo de la capital y una alternativa para el visitante que decide alojarse en cualquiera de los hoteles en Las Palmas de Gran Canaria y que tiene como deseo percibir por sí mismo – y no sólo ver- lo que no cuentan las guías oficiales.

Esculturas para entrar y salir.

Lady Harimaguada Flickr Creative Commons by El Coleccionista de Insntates

+ de: Barrios, Cultura, General, Sin categoría | Comentarios | Recomendar Recomendar | Voto NegativoVoto Positivo (Sin puntuar)
Loading ... Loading ...

Los techos de Las Palmas de Gran Canaria

may 23, 2012 | Escrito por:

Los techos de Las Palmas de Gran Canaria. Así, es como podría denominarse un artículo que hablara sobre los edificios más altos de la capital. Y ¿el contenido? pues una descripción en su mayor parte de los mejores hoteles en Las Palmas de Gran Canaria, porque la gran mayoría de los que descuellan por su altura son, o bien hoteles, o bien edificios que contienen apartamentos.

Y el más viejo de todos continúa siendo todavía un hotel. Se trata del Hotel Parque, que en 1935 era la mayor altura de Las Palmas de Gran Canaria con sus ocho plantas. Se comenzó a construir como edificio de viviendas por su promotor un tal Don Bruno, y, como vieja casa de Don Bruno, algunos, los más viejos, la siguen recordando en la ciudad, aunque su nombre oficial sea Hotel Parque, por el Parque de San Telmo que se abre a sus pies.

Sobre la Casa de Don Bruno, que se levantó sobre unos almacenes portuarios del Muelle de Las Palmas en San Telmo, siempre habrá una duda que nadie se ha propuesto aclarar, si el edificio de Don Bruno era más alto en su tiempo que las torres de la Catedral de Santa Ana, el conjunto más vertical que podía competir en altura.

El siguiente edificio alto no llegaría a superar a la Casa de Don Bruno y a la catedral hasta los años cincuenta. Se llamaba, y aún se llama popularmente, como la Casa del Coño, sí, sí, como suena, localizada en uno de los extremos de la Playa de las Alcaravaneras. El nombre es fruto de la exclamación propia de los grancanarios que llegaban desde los pueblos del interior y que se sorprendían por los doce pisos de un simple edificio de viviendas populares.

El tiempo ha dejado en Las Palmas de Gran Canaria otras alturas que rivalizan por convertirse en el skyline de la ciudad. Uno de los candidatos es la Torre de Las Palmas, opuesta a la Casa del Coño en Las Alcaravaneras, con veintiuna plantas, que con sus alrededor de casi 70 metros de altura tiene la misma alzada que el Roque Nublo, piedra señera del paisaje interior y de la marca turística Gran Canaria.

El hotel AC Gran Canaria, uno de los mejores hoteles en Las Palmas de Gran Canaria, es otra altura destacable con sus 25 plantas que albergan 224 habitaciones. Un edificio singular, sin esquinas, redondo, en Santa Catalina y conocido desde siempre como Los Bardinos, por su denominación popular más antigua.

Muy cerca del AC está la Torre Woerman, levantada en los años noventa en el solar de la antigua consignataria alemana que funcionó como tapadera para los espias del Eje durante la Segunda Guerra Mundial. Es una torre de cristal verde, doble, que sí, es parte del skyline de la ciudad.

Como lo es el Auditorio Alfredo Kraus al extremo de la Playa de Las Canteras. Su foco de un recreado faro se descuelga tantos metros por encima de la rasa de la calle que merece puntos para ser considerado de los edificios más altos de la capital.

Y para cerrar, otros que superan las veinte plantas igualmente merecedores de estar en la lista por alcanzar los setenta o setenta y cinco metros de altura. Alturas como el edificio García Talavera en Escaleritas, el de Los Taxistas al final de Mesa y López, la de Cobasa o las torres dobles del Edificio del Pino, más bajas, pero llamativamente impresionantes desde su desnivel de la avenida y sobre el Parque de Buenavista.

Definitivamente este artículo debe llevar ese título, los techos de Las Palmas de Gran Canaria. Justo.

Hotel AC Gran Canaria Flickr Creative Commons by El Coleccionista de Instantes


+ de: Sin categoría | Comentarios | Recomendar Recomendar | Voto NegativoVoto Positivo (Sin puntuar)
Loading ... Loading ...

El Rincón, catorce millones de años le contemplan

may 15, 2012 | Escrito por:

El Rincón es como se llama a uno de los riscos que se ubican a la entrada y a la salida, de Las Palmas de Gran Canaria, según la dirección que tomemos. Los riscos del Rincón resultan llamativos por su coloración, por esas bandas de diferentes tonos que se superponen unos a otros y por la altura desde la que caen al mar desde Los Giles.

El risco en cuestión está situado a un escaso kilómetro, kilómetro y medio, del Auditorio Alfredo Kraus, del centro comercial de Guanarteme, del mismo barrio y de Los Muellitos de la Playa de Las Canteras. El Rincón es una estampa curiosa de la ciudad. Unos riscos que están siempre presentes a la vista de las terrazas de los mejores hoteles en Las Palmas de Gran Canaria.

Pero quien se quede en los colores de las rocas de los riscos sólo se quedará con las apariencias, porque la comprensión del significado de esos tonos de roca es lo que despierta el verdadero valor del conjunto. El Rincón es la secuencia más visible del conjunto de procesos volcánicos y sedimentarios, erosivos unos, creativos de paisaje otros, que dieron lugar a la formación de la isla de Gran Canaria.

Unos sobre otros, apilados unos contra otros, está la secuencia prácticamente completa de las erupciones volcánicas que dieron lugar a la formación de la isla de Gran Canaria. Desde su nacimiento, emergiendo desde el fondo del mar hace catorce millones de años a las coladas de unos pocos miles de años atrás en la consolidación de la parte más reciente de la isla, la Neocanaria.

De abajo arriba, se avanza en el tiempo. La estructura más baja es una formación rocosa de color chocolate que no es otra cosa que basalto. Es el llamado complejo basal, de base, en el que se asienta la isla, la formación volcánica más antigua, con la misma edad que el territorio, esos catorce millones de años.

Ya por encima se amontonan otros zócalos que se corresponden con las emisiones del segundo gran ciclo de erupciones, los del Roque Nublo, que se desarrollaron entre los 4,8 y los 3,4 millones de años y que cubrieron el 70% de la superficie de la isla de Gran Canaria. Erupciones colosales que se dejan ver en los materiales acumulados y que son de color amarillento.

No hay que confundirlos con los de la terraza detrítica de Las Palmas que son posteriores y que no son más que la acumulación de sedimentos en un largo proceso de siglos, fruto de una actividad erosiva ingente en tiempos climatológicamente más húmedos y totalmente diferentes a los actuales.

En esa acumulación de sedimentos visibles en el risco del Rincón, está una parte de las rocas que formaron las cimas antiguas de Gran Canaria y que las aguas de lluvia y las escorrentías arrastraron hasta depositarlas en la costa donde se las puede ver compactadas y abigarradas en los riscos como en El Rincón.

En medio de todo, se distingue una delgada capa de color amarillento, más bien blanquecino, que es un fondo marino de arenas blancas. Su situación a 20 ó 30 metros de altura llama poderosamente la atención. La explicación para la elevación de ese fondo litoral antiguo es tan simple como sorprendente.

La isla de Gran Canaria vio derivar toda su estructura por un cambio en la relación de sus pesos. El volcanismo reciente sacó material a la superficie, y, como si fuera un corcho flotando en agua, el territorio insular se inclinó haciendo ascender el litoral antiguo. A éso, los expertos lo llaman movimiento isostático y al Rincón le hizo subir sus viejas playas.

Si su deseo es conocer la capital grancanaria, alójese en cualquiera de los mejores hoteles en Las Palmas de Gran Canaria, quédese en ellos para acercarse a los riscos del Rincón y leer la historia geológica insular, catorce millones de años le contemplarán.


Riscos del Rincón Colección Sergio Suárez

+ de: Sin categoría | Comentarios | Recomendar Recomendar | Voto NegativoVoto Positivo (1 rating, 1 votos)
Loading ... Loading ...




 

     Caza Añade urbelaspalmas.com a tus favoritos Imprime esta p�gina
    Contacta con nosotros | Publicidad | Privacidad | RedUrbe.com

 

 urbelaspalmas.com |Basado en la plataforma Wordpress Copyright © 2009