Home

 

Escrito en Cultura

Hospital de San Martín, curas de penitencia

jun 11, 2012 | Escrito por:

El conjunto del viejo Hospital de San Martín es una construcción de finales del siglo XVIII situada en lo que en su día fue la periferia del barrio fundacional de Vegueta en Las Palmas de Gran Canaria.

Hoy, lejos de su uso como centro asistencial, el gran edificio se mantiene en pie tras su última restauración de 2010 como un centro de cultura contemporánea. Un conjunto que está a escasa distancia de algunos de los mejores hoteles en Las Palmas de Gran Canaria.

Lo que en su dìa fueron las largas salas donde se atendían a los enfermos, hoy son espacios dedicados a exposiciones de arte no permanentes de la red insular de centros culturales.

El Hospital de San Martín fue inaugurado en el año 1786 en un gran solar y acomoda su estructura sobre el arranque del risco de San Juan y bajo las mismas casas del barrio, al pie del viejo camino real que por la calle Castillo ascendía por San Roque hacia Tafira y el interior de la isla de Gran Canaria.

El viejo Hospital de San Martín es, en realidad, el nuevo hospital de San Martín, porque se construyó para sustituir a uno del mismo nombre que se había levantado en 1481 en el costado norte de la Catedral de Santa Ana, en la calle de San Marcial. Una fundación erigida con los fondos testamentarios de un devoto Martín González de Navarra.

Esta primera fundación se quedó pequeña con el tiempo para las necesidades de la ciudad y de la isla, hubo de ser trasladada al nuevo emplazamiento del centro asistencial, pensado más como un lugar de beneficencia que como un hospital tal y como los concebimos en la actualidad. De hecho, antes de convertirse en centro de arte, el Hospital de San Martín funcionó como asilo de ancianos.

El conjunto del Hospital de San Martín mantiene sus dos plantas originarias con sus muros de cantería del lugar de gruesos sillares y sus también genuinos techos de teja canaria que se dejan ver en su lugar.

De la planta original conserva sus dos patios canarios y la vieja iglesia que servía de acompañamiento espiritual a los internos y a los vecinos de la parte alta de Vegueta. Con el tiempo, el hospital fue redistribuyendo funciones en sus salas. Llegó a tener una panadería y una casa de socorro.

Algo que llama la atención es la baja disponibilidad de camas en un edificio tan grande. El Hospital de San Martín apenas si disponía de veinticinco camas. Tan pocas camas, fue siempre un problema para la institución, porque la demanda superaba su capacidad de atención. Prueba de ello, es que unos años después de su inauguración el edificio ya necesitaba reformas. Simplemente estaba sobreusado.

El motivo de tanto castigo para el edificio era la gran cantidad de población que debía atender, en la práctica la de toda la isla y el hecho de que Las Palmas de Gran Canaria fuera puerto de mar y que hubiera de dispensarse asistencia a marineros llegados a puerto.

Pero también el hecho de que la capital fuera sede un batallón de milicias y contara con fuerzas de artillería acantonadas en sus castillos, baluartes y torres defensivas. Unos militares siempre expuestos a los riesgos de las enfermedades venéreas.

Precisamente, en relación con la vieja documentación estudiada sobre el hospital se publicó en su día un tratamiento del siglo XVIII contra la sífilis que tenía más de castigo y de amenaza que de solución contra la dolencia.

El tratamiento empezaba encerrando al enfermo en una habitación oscura del hospital, pasaba por darle vinagre para beber de manera regula y seguía con la retirada de alimentos tan fundamentales como las verduras. El tratamiento era sin duda una penitencia, con la que erradicar la reincidencia. Si el enfermo sobrevivía, claro está.

Si se aloja en cualquiera de los hoteles en Las Palmas de Gran Canaria y quiere visitar los monumentos de la capital, no deje de acercarse al centro de arte contemporáneo del Hospital de San Martín para revivir el ambiente de la institución que todavía se adivina en sus salas, en la iglesia y en el recogimiento de sus patios.

Hospital de San Martín, curas de penitencia.

Hospital de San Martín by Sergio Suárez

+ de: Barrios, Cultura, Exposiciones, Museos, Urbanismo | Comentarios | Recomendar Recomendar | Voto NegativoVoto Positivo (Sin puntuar)
Loading ... Loading ...

Esculturas para entrar y salir

may 29, 2012 | Escrito por:

Las Palmas de Gran Canaria es una ciudad lineal, muy alargada, que se extiende por un frente marítimo volcado al Océano Atlántico y encorsetada entre riscos y, sobre ellos, en un hinterland que la creciente urbanización ha ido orientando tierra adentro.

Se puede decir que los barrios que no están junto al mar, son menos parte de la ciudad, en una población en la que las gentes del extrarradio siguen haciendo diferencias y diciendo aquello de ‘bajar a Las Palmas’ para significar que se acercarán al centro o a cualquiera de ellos.

Con el tiempo, con el rápido desarrollo urbano de las últimas dos décadas, se ha llegado a tener conciencia de esos centros urbanos a los que se les han acondicionado esculturas monumentales que se han dejado ver como una especie de saludo de la ciudad a los que llegan o una despedida para los que se van.

A falta de murallas, a falta de un centro histórico cohesionado, las esculturas que marcan los límites de los centros imaginarios de la ciudad son las puertas de Las Palmas de Gran Canaria. Contadas, esas puertas-esculturas son media docena.

Por el norte, el Atlante del Rincón y la Portada del Norte de los Túneles de Julio Luengo, por el sur, el Tritón y su bucio en la Playa de La Laja.

Por el centro, a la salida de los Túneles de San José, el monumento a Lady Harimaguada; por Ciudad Alta, también desde el norte y el centro, el monumento de El Vigía y unos lazos orientados al aire sobre una base de hormigón que se llaman ‘Doble giro’ y que aún no tienen nombre popular definido.

Algo que ya es decir en una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria donde cada monumento moderno no muy figurativo suele tener su mote.

Más en detalle, un comentario de cada una de esas piezas podía comenzar por la citada Portada del Norte.

La Portada es una estructura muy llamativa de Máximo Riol Cimas, levantada en la denominada Plaza de los Arquitectos Técnicos, en el acceso a los túneles de Julio Luengo, muy cerca de los mejores hoteles en Las Palmas de Gran Canaria.

La Portada del Norte es una sorprendente escultura de hierro sin imprimación oxidada a la que el aire marino de Las Alcaravaneras degrada cada día un poco más.

Otra pieza es el monumento rojo bien visible de El Vigía, en el acceso a la Avenida de Escaleritas y el barrio de La Feria. Una escultura del artista Miguel Navarro, fechada en 1995, que los vecinos han llamado desde siempre ‘el cuchillo canario’ o ‘el nife’, que es lo mismo, por su parecido con esa herramienta popular.

El Atlante, por su parte, es una colosal figura humana diseñada algo antes, en 1985, por el artista canario Tony Gallardo que muestra, en El Rincón, la estampa abocada de alguien que impreca al mar con los brazos abiertos. Se trata de una obra compuesta exclusivamente por rocas volcánicas asidas entre sí hasta formar la figura.

El Tritón es, en la entrada al Cono Sur, una pieza del escultor Manolo González que se colocó en su lugar en 2011, haciéndola coincidir con las aspiraciones de la ciudad al título de capitalidad de la cultura europea para 2016.

Lady Harimaguada descansa algo más al norte en la misma vía sobre el Paseo de la Avenida Marítima a la salida de los túneles que atraviesan los barrios de San Juan y de San José. Representa a una mujer aborigen, una sacerdotisa, y es obra del escultor Chirino que la completó en hierro con pintura al estuco en 1996.

Por último, la pieza denominada ‘Doble giro’ de la rotonda de La Ballena, obra del artista Manolo Gómez Muñoz que se levanta poco más de 18 metros del altura y que fue elaborada en bronce y hormigón.

Las esculturas urbanas que delimitan los accesos de la ciudad son una forma de ver el urbanismo de la capital y una alternativa para el visitante que decide alojarse en cualquiera de los hoteles en Las Palmas de Gran Canaria y que tiene como deseo percibir por sí mismo – y no sólo ver- lo que no cuentan las guías oficiales.

Esculturas para entrar y salir.

Lady Harimaguada Flickr Creative Commons by El Coleccionista de Insntates

+ de: Barrios, Cultura, General, Sin categoría | Comentarios | Recomendar Recomendar | Voto NegativoVoto Positivo (Sin puntuar)
Loading ... Loading ...

Museo Néstor, templo de la canariedad

abr 12, 2012 | Escrito por:

Museo Néstor Flickr Creative Commons by Mataparda

El autor Néstor Martín Fernández de la Torre es un referente artístico para los canarios porque dio forma e imagen a un concepto etéreo como es en muchos aspectos el de la cultura canaria, la canariedad.

En su tiempo, creó símbolos, creó un tipo de vestuario típico, una arquitectura de síntesis que reunió todas las fórmulas de construir en las Islas a lo largo de su historia, el estilo neocanario, en lo que se convirtió, en el conjunto de su obra, en un nuevo lenguaje, de éxito en el que se han visto reflejados los isleños de varias generaciones. Néstor fue el creador de la canariedad más popular.

El museo del autor es un rincón de su arte en el que se recogen todas esas esencias, un referente de un tiempo y de una forma de componer una realidad tradicional de las Islas.

El Museo Néstor nace de la idea del artista de reunir su obra y hacerlo bajo un mismo techo. Una obra dispersa que quedó instalada definitivamente en uno de los rincones reservados del complejo del Pueblo Canario que el mismo autor diseñara para el Cabildo de Gran Canaria como centro de reunión y de dinamización turística.

Todo muy cerca, a dos pasos, de uno de los mejores hoteles en Las Palmas de Gran Canaria, el hotel Santa Catalina.

Néstor había decidido ya en 1934 instalarse en Las Palmas de Gran Canaria como consecuencia de la creciente demanda de trabajos artísticos oficiales.

El primer boceto del Pueblo Canario es de 1937, y, en 1939, acabada la Guerra Civil Española, las nuevas autoridades locales se deciden a fomentar el turismo y un nuevo concepto de lo canario con el ejemplo de un pueblo típico de las Islas en el corazón de Las Palmas de Gran Canaria.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria compra el solar que ocupará el Pueblo Canario y el museo en 1939.

El Museo Néstor, sin embargo, tardó bastante tiempo en concluirse. Abrió definitivamente en el año 1956, coincidiendo con la inauguración del Pueblo Canario y la llegada de los primeros turistas en vuelo charter a Gran Canaria y en los ‘ Castle’, trasatlánticos de lujo denominados con los nombres de castillos británicos que fueron el inicio del turismo masivo en las Islas Canarias.

Desde entonces, el Museo Néstor se ha ido alimentando con los fondos donados por particulares y especialmente por sus familiares y amigos.

El Museo Néstor estructura sus fondos de una manera poco convencional que sigue un hilo conductor que oscila entre los testimonios de la vida del artista, fundamentales para interpretar su obra y la misma obra, compuesta por motivos, realizaciones, fuentes y materiales también muy diverso que hacen honor a un autor tan polifacético.

Así, las salas del Museo Néstor se dedican a sus estampaciones y diseños, a las galerías de retratos, a su juventud, a los primeros años de su actividad artística que se entronca con sus origenes y los de su arte; pero también al tratamiento tan peculiar que hace Néstor de alguno de sus temas.

Temas como los de la naturaleza, los de la fauna y los de la flora de sus Islas y cómo no, las visiones del paisaje de su Gran Canaria que tanto se identifican con la manera de cultivar el arte de Néstor. Los Poemas del Mar y de la Tierra, son capítulos aparte con salas dedicadas como temas estrella.

Néstor como autor modernista tiene un apartado en su museo como lo tiene otra de sus grandes motivaciones, el teatro. Sólo hay que ver la labor que desempeñó en la decoración integral del Teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria.

Si su deseo es visitar la capital grancanaria, alójese en los mejores hoteles en Las Palmas de Gran Canaria, elija bien, disfrutará sin duda de una estancia confortable y de una opción cultural que probablemente le seduzca, la de Néstor, su obra y su museo.

Néstor, su museo, templo de la canariedad.

+ de: Cultura, Exposiciones | Comentarios | Recomendar Recomendar | Voto NegativoVoto Positivo (Sin puntuar)
Loading ... Loading ...




 

     Caza Añade urbelaspalmas.com a tus favoritos Imprime esta p�gina
    Contacta con nosotros | Publicidad | Privacidad | RedUrbe.com

 

 urbelaspalmas.com |Basado en la plataforma Wordpress Copyright © 2009