Home


Las Palmas en tu pgina de inicio Ir a la portada

Playa de las Alcaravaneras, la otra línea dorada

dic 9, 2011 | Escrito por:

Flickr Creative Commons by Juan Ramón Rodríguez Sosa

Las Palmas de Gran Canaria tiene una segunda playa urbana que apenas, o nada, se deja ver en las guías de turismo. Es la Playa de las Alcaravaneras, enclavada en el lado opuesto de la archiconocida Playa de las Canteras, en el frente marítimo del este, el del lado del puerto.

La playa es pequeña y tiene el inconveniente de tener un horizonte portuario poco atractivo y aun el sumergir a sus bañistas en las aguas cerradas del área de los muelles, poco movidas y expuestas a los vertidos poco deseables del tráfico marítimo.

El origen del nombre de la playa es bien curioso. En los tiempos en los que la zona era un paraje desolado y no urbanizado, mucho antes de que se construyera el puerto, el lugar era espacio de presencia constante de alcaravanes.

Unas aves marinas agachadizas que aún no han desaparecido de la relación de especies de la avifauna de la capital grancanaria, pero cuyo vuelo queda circunscrito en estos momentos a los también desolados parajes vacíos de la zona militar enclavada en el Parque Natural de La Isleta.

Es cierto, que la Playa de las Alcaravaneras es mucho más pequeña, apenas trescientos metros de arena rubia en su frente y algo más de cien de ancho en marea alta, pero tiene el encanto de estar enmedio del barrio y del distrito de Las Alcaravaneras y ser éso, una playa de barrio, donde se instalan, sobre todo en los meses de verano, familias de la zona para hacer vida de playa, vida de verano.

Entre el Muelle Deportivo y el Club Náutico

La Playa de las Alcaravaneras se cuela como espacio encorsetado para el ocio entre el final del Muelle Deportivo de Las Palmas de Gran Canaria, y sus pantalanes, y el Club Náutico, entre los tramos seis y siete de la Avenida Marítima y el abrigo portuario que sirve a sus bañistas de distraído entretenimiento con su ajetreo, da igual donde instalen la toalla.

Las Alcaravaneras es una de las playas de toda la vida de la capital y su origen natural es el mismo que el de Las Canteras. Su arena rubia, dorada, nació del desmenuzamiento de los restos de los pequeños animales de concha que formaron depósitos submarinos en aguas someras del Cuaternario.

Una vez emergidos esos depósitos por una bajada del nivel de las aguas del mar hace miles de años, lo que quedó para terminar la obra natural fue la pulverización de los restos de las conchas hasta alcanzar la condición de granos de arena.

Sea como sea, la Playa de las Alcaravaneras ni siquiera la sospechan los turistas que llegan por mar en los cruceros de lujo, porque apenas es un destello dorado en la urbanización de la capital grancanaria que observan desde las cubiertas cuando entran en puerto.

Las Alcaravaneras es un espacio de ocio para los ciudadanos de la zona en la que se acomoda. Un espacio recoleto con buenas vistas al tráfico aéreo que se deja ver en el cielo de la capital, al marítimo justo enfrente de donde rompen las olas de la marina, y al rodado, a espaldas del frente de la arena.

Una playa viva, para curiosos, para gentes del barrio y por qué no, para descubrir. Playa de las Alcaravaneras, la otra línea dorada que besa el mar.

Palabras:

Recomendar Recomendar | Voto NegativoVoto Positivo (Sin puntuar)
Loading ... Loading ...


 

Escribe un comentario




 

     Caza Añade urbelaspalmas.com a tus favoritos Imprime esta p�gina
    Contacta con nosotros | Publicidad | Privacidad | RedUrbe.com

 

 urbelaspalmas.com |Basado en la plataforma Wordpress Copyright © 2009