Home


Las Palmas en tu pgina de inicio Ir a la portada

Puente del Rincón, un arco para un hola y un adiós

mar 6, 2012 | Escrito por:

El Puente del Rincón es el nombre popular de uno de los viaductos más importantes y característicos de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Da la bienvenida a los que llegan a ella por el norte y despide a quienes salen de los Túneles de Julio Luengo en esa misma dirección.

Puente de El Rincón es la denominación popular, porque la técnica, la oficial, que pocos conocen es la de Puente de Tamaraceite o Viaducto de Tamaraceite, porque ese es el Barranco que salva su estructura.

Y aún hay otra denominación más populachera, la de quien lo llama ‘Paquito’ por ser, dicen, la versión menor del Puente de San Francisco, en Estados Unidos, el famoso Golden Gate, que ni se le parece, ni por el color, ni por la forma, ni por el forro. Pero ahí anda ese nombre que parece haber cuajado.

El Puente de El Rincón salta el Barranco de Tamaraceite casi a la altura de su desembocadura en lo que en su día, hace miles de años, fue un curso con un flujo regular de agua, agua que, no obstante, no ha desaparecido, se deja ver en contadas ocasiones en inviernos especialmente lluviosos.

El Puente del Rincón es un viaducto de un solo y majestuoso arco de 160 metros de longitud compuesto en cemento armado y cuya pasarela está sostenida con tirantes de acero que le dan un curioso aspecto, como de arpa invertida.

Lo que le hace destacar sobre el terreno circundante hasta llamar la atención sobre los riscos al final de la Playa de Las Canteras y del barrio capitalino de Guanarteme es su diseño, por supuesto, pero también su color, inmaculadamente blanco. Un blanco que contrasta.

Un blanco que salta a la vista y es un referente visual para los bañistas de la Playa de Las Canteras y para quienes se alojan en algunos de los mejores hoteles en Las Palmas de Gran Canaria que se ordenan frente al paseo de la playa.

El Puente del Rincón fue completado en el año 1993 como una solución eficaz y de compromiso para garantizar el acceso al norte y la entrada a Las Palmas de Gran Canaria desde la misma dirección.

Todo, en un acceso a la capital que siempre había estado comprometido pro los deslizamientos de los riscos de la zona que amenazaban la seguridad del tráfico rodado con bloques y piedras menudas.

El Puente del Rincón vino a solucionar todos esos problemas aportando una imagen que al final se ha convertido en icono y en parte del skyline de la ciudad.

Si quiere conocer la capital grancanaria y una de sus construcciones singulares, este puente del Rincón, no dude en alojarse en alguno de los mejores, para disfrutar de este hito de su arquitectura, pero también de un clima y de una ciudad que le encantará, por todas las razones que pueda imaginar.

Puente de El Rincón, un arco blanco para un hola y un adiós.

Puente del Rincón Flickr Creative Commons by Encuentroedublogs

Palabras:

Recomendar Recomendar | Voto NegativoVoto Positivo (Sin puntuar)
Loading ... Loading ...


 

Trackback: Trackback-URL | Feed comentarios: RSS 2.0
+ de: Sin categoría

Escribe una respuesta.

Escribe un comentario




 

     Caza Añade urbelaspalmas.com a tus favoritos Imprime esta p�gina
    Contacta con nosotros | Publicidad | Privacidad | RedUrbe.com

 

 urbelaspalmas.com |Basado en la plataforma Wordpress Copyright © 2009