Home


Las Palmas en tu pgina de inicio Ir a la portada

Teatro Pérez Galdós, la adversidad en escena

ene 15, 2012 | Escrito por:

Teatro Pérez Galdós Flickr Creative Commons by Rafael GómezEl Teatro Pérez Galdós es uno de los principales espacios escénicos de Las Palmas de Gran Canaria, y no el principal, porque ha tenido que compartir espacio cultural con el Auditorio Alfredo Kraus y aún otros en la capital y en el resto de la isla que han cobrado auge y especialización en las últimas décadas.

Sin embargo, el Teatro Pérez Galdós, sigue siendo un espacio indispensable en los circuitos culturales con su corte de devotos devotos, por las características arquitectónicas y acústicas del espacio y especialmente por las nuevas posibilidades que ha ofrecido la última renovación y actualización de su edificio.

No obstante, el edificio de estilo ecléctico, conserva mucho de su factura original, especialmente en la fachada sur, que está casi tal cual la diseñó su arquitecto, el provincial de Cádiz, Jareño y Alarcón.

El Teatro Pérez Galdós podría ser denominado, el de las adversidades, porque, desde su nacimiento arquitectónico, siempre estuvo relacionado con toda clase de calamidades, desde incendios a inundaciones y naufragios.

Los planos del edificio fueron aprobados en 1868. Nació de la inquietud de un grupo de inversores de la capital a los que otro teatro anterior, el de Cairasco, construido en 1845, nunca les pareció ni un edificio sólido, ni con la entidad suficiente para una ciudad que tenía pretensiones culturales, aunque en ellas sólo participara una mínima parte de la población, la burguesía ilustrada local.

Por esa razón, se decidieron a buscar el lugar más idóneo para levantar el coliseo, a ser posible, dentro del área de los barrios de Vegueta y Triana, que, en la segunda mitad del siglo XIX, quería decir la ciudad, porque no había más núcleo que los de esos barrios a pesar de que algunas casas se desaparramaban en cuevas y llanos entre los riscos y los Arenales de Santa Catalina, en dirección al Puerto de Las Palmas.

Sea como fuere, el teatro se instaló en un solar en el borde del mar, en el lugar llamado Bocabarranco, justo donde las vendedoras de pescado comerciaban con la pesca del día. Las subidas de la marea o el agua de lluvia que bajaba por el Barranco de Guiniguada con frecuencia solían encharcar el lugar durante semanas.

El olor a los desperdicios del pescado no vendido por las pescaderas y que se acumulaba diariamente en el lugar, abrieron la caja de los truenos en una ciudad que se enzarzó durante décadas en una agria polémica sobre la conveniencia del lugar.

Y es que antes de que se abriera al público, antes de que se le llamara Tirso de Molina, el Teatro Pérez Galdós, recibía el nombre de Teatro de la Pescadería. Incluso un joven Pérez Galdós, buen dibujante, realizó algunas tiras cómicas sobre los efectos de las temibles inundaciones que podrían sucederse en medio de las representaciones. Resulta irónico que hoy el teatro se llame de Pérez Galdós, cuando el autor nunca estuvo de acuerdo con su construcción.

En 1888, el teatro no había sido terminado, y, para entonces, ya llevaba dos décadas de trabajos. Sería un triste accidente marítimo el que curiosamente aceleraría las obras. En 1888, dos buques de pasajeros, uno francés y otros italiano, con emigrantes a bordo rumbo a Argentina, chocaron en la boca del Puerto de La Luz, y en el que murió medio centenar de viajeros.

Por aquel entonces, pasaba por Las Palmas de Gran Canaria, también en barco y rumbo a América del Sur, un famoso tenor italiano, Stagno, quien prometió que a la vuelta de su gira americana, pasaría por la capital grancanaria para actuar gratis en el teatro y recaudar fondos para las familias de las víctimas. Y asi lo hizo, con gran éxito. Para el teatro, aquella actuación fue su culminación, porque para 1890, ya habían concluido las obras definitivamente.

En cualquier caso, el edificio no estaba lejos de uno de los mejores hoteles en Gran Canaria, el Cuatro Naciones, que nada tiene que ver con los mejores hoteles de Las Palmas de Gran Canaria de hoy.

El Cuatro Naciones, en cualquier caso, alojó a muchos de los visitantes extranjeros que disfrutaron de sus puestas en escena, entre ellos, el compositor francés Camille Saint Saëns, que se refugiaba en Gran Canaria de una crítica que no entendía lo revolucionario de su arte de componer.

Durante años, fue normal ver representaciones teatrales dentro del edificio, sin techo, con las estrellas bien visibles desde el patio de butacas.

Pero, en 1918 el teatro hubo de volver a las obras, porque en esa fecha ardió con un pavoroso incendio. Sólo se mantuvieron en pie los sólidos muros exteriores. Los trabajos de reconstrucción comenzaron en 1921 y concluyeron en 1928.

La renovada arquitectura del Pérez Galdós no se debió a la mano de un único arquitecto en esa ocasión, sino a una apuesta coral de artistas de diferentes estilos y pensamiento artístico que dio como resultado una composición y una decoración cuando menos chocante. Los autores de esa mixtura artística fueron Fernando Navarro y Navarro, Rafael Massanet y Faus, Isidro Puig Boada y, de forma muy especial, Miguel Martín Fernández de la Torre y su hermano Néstor, que dejó muestras de su hacer en la decoración interior.

La última gran rehabilitación del conjunto del Pérez Galdós llegaría entre los años 2004 y 2007, cuando toda la parte norte y trasera del edificio se recompuso como área administrativa y para el trabajo de los artistas con fórmulas arquitectónicas modernas, en marcado contraste con el resto del complejo.

Hoy, el Teatro Pérez Galdós es un espacio moderno, reclamado por visitantes que acuden a la ciudad y que se alojan en hoteles de Las Palmas de Gran Canaria, para disfrutar de lo mejor de su clima y de la oferta cultural de su calendario.

Palabras:

Recomendar Recomendar | Voto NegativoVoto Positivo (Sin puntuar)
Loading ... Loading ...


 

Escribe un comentario




 

     Caza Añade urbelaspalmas.com a tus favoritos Imprime esta p�gina
    Contacta con nosotros | Publicidad | Privacidad | RedUrbe.com

 

 urbelaspalmas.com |Basado en la plataforma Wordpress Copyright © 2009